domingo, 13 de agosto de 2017

El huerto compuesto: una maquina para cultivar

Una de las cosas mas interesantes de poseer un huerto interior, es que resulta un complemento ideal del exterior, transformándose el conjunto en una auténtica máquina para cultivar en la que cualquier época es temporada para todas las verduras…

El tener un huerto en el que en pleno verano madrileño con temperaturas cercanas a los 40ºC, se puedan dar a la vez la lechuga Batavia (interior), las espinacas (interior), tomates de Galicia (exterior), zanahorias (exterior) y pimientos de Padrón (exterior); un huerto en el que en invierno se den estupendamente bien los tomates (interior), los Pimientos de Padrón (interior), la lechugas Batavia (exterior), grélos (exterior), y zanahorias (exterior), equivale a pensar que se dispone de un huerto atemporal, en el que a lo largo de todo el año y en múltiples cosechas, se puede cultivar de todo.


En mi "maquina para cultivar", obtenemos pimientos, tomates, lechugas, espinacas, grelos, y zanahorias a los largo de los 365 días del año


Esto equivale a pensar en una maquina para cultivar durante todo el año y no un simple prolongador de las temporadas, como suelen ser los invernaderos…

Por esta razón, hay que hacer una programación muy importante de lo que se ha de cultivar en cada uno de ellos, adelantándonos en cuanto a semilleros a las temporadas oficiales: ahora a mediados de agosto, hay que ir preparando los semilleros de pimientos de Padrón para el interior y un poco mas adelante, también los de tomates. De esta forma el sistema de luces del huerto interior, podrá ser programado para las alturas que cada tipo de plantas presenten en un futuro.

Al unísono, se van explotando las lechugas tomates y pimientos que se cultivan en cada uno de ellos. Cuando se van agotando estos, al final de su temporada, prácticamente ya están a buen tamaño sus respectivos relevos en el huerto correspondiente, no teniendo en la práctica parón alguno en la producción, salvo unos pocos días de asentamiento de cada cultivo.





- Huerto interior: Temperatura, sistemas de control y ahorro energético
- Temperatura y humedad en el huerto interior
- Abonado y riego en el huerto interior
- Cultivar tomates con luz artificial
- El huerto urbano de interior con luz eléctrica
- La iluminación del huerto



.

jueves, 16 de febrero de 2017

Huerto interior.Temperatura, sistemas de control y ahorro eléctrico

En un huerto interior, hay tres cosas muy importantes que controlar: La luz, la temperatura y la humedad.

Hablaremos aqui solo de las dos segundas. Sobre la luz, hay un capítulo específico.

Aspecto de nuestro huerto interior, a 16 de Febrero de 2017

Dependiendo de las plantas que cultivemos, hemos de buscar unos valores u otros. En nuestro caso, nos basaremos en el tomate por la dificultad extrema de cultivarlos en interior.

Las condiciones de cultivo del tomate son:
- Temperturas superiores a los 10ºC
- Temperatura nocturna inferiores a los 20ºC
- Temperaturas diurnas inferiores a 35ºC
- Diferencia entre temperaturas nocturnas y diurnas de un mínimo de 10ºC
- Humedad entre el 60y 80%

En invierno, resulta muy difícil hacer bajar la temperatura nocturna de la vivienda por debajo de los 20ºC, como consecuencia de la inercia térmica de los materiales. Incluso con las ventanas abiertas resulta complejo en muchas zonas de la vivienda. Por ello la única solución es un aire acondicionado local de bajo costo, como resulta ser el Convair (ya se ha hablado de ello).

Mi huerto interior ,
con los termostatos de aire acondicionado y calefacción instalados en paralelo,
junto a un higrómetro y termómetro digital


De igual forma en verano, tanto de forma diurna como nocturna, el Convair es una solución muy económica

Para subir la temperatura, también hemos hablado de la calefacción radiante como solución para formar un microclima en el huerto, que impida una excesiva temperatura en el resto de la estancia o de la vivienda.

La forma mas económica de controlar la temperatura de un huerto interior, es hacer una simbiosis con la temperatura general de la vivienda de tal manera que, en el huerto,  se tenga que subir muy poco las máximas (por ejemplo hasta los 25ºC desde los 22ºC habituales en la vivienda). Para ello, nada como controlar las mínimas nocturnas con un Convair, por enciama de los 10ºC mínimos de diferencia que han de existir con las máximas (en mi caso son los 15ºC).

Termostato manual para el control
 de la temperatura de calefacción


Bajar hasta los 15ºC nocturnos con un Convair es algo realmente económico, y subirlos hasta los 25ºC con una calefacción radiante durante una serie de horas al día, también lo es, siempre y cuando dispongamos de termostatos para hacerlo y trabajemos la mayor parte del tiempo en tarifas baratas (tarifa valle en Discriminación Horaria).

En mi caso, pongo calefacción a 25ºC durante seis horas al día, todas en horario valle (desde las 5a.m., hasta las 11 a.m.) tras lo cual encomiendo la calefacción a la general de la vivienda que, para esas horas ya se encuentra en los 22-23ºC. Para mantener la temperatura alta durante esas horas, le encomiendo la tarea a un termostato de calefacción situado en el propio huerto

Mi Convair, mantiene la temperatura por debajo de los 15ºC durante todas las horas nocturnas (11p.m. hasta las 5 a.m.), gracias a otro termostato instalado en el mismo huerto.

Termostato electrónico y manual,
para controlar la temperatura del aire acondicionado

El secreto del bajo consumo eléctrico, consiste en dotar al Convair de la máxima responsabilidad por su bajo consumo (bajar hasta los 15ºC con: 30w, 40w o 60w máximos), mientras a la calefacción radiante (la que más consume: 400w, 800w o 1200w), la mínima responsabilidad (solo subir un par de grados desde la normal de la vivienda). y, además ambos, haciéndolo solo en horario barato (valle).


Diagrama de conexión en serie, de los termostatos comentados en el texto


Quiero puntualizar que, además de los precios mínimos de la energía eléctrica utilizada en horario valle (Discriminación Horaria) , hay que contar con un descuento del 25% automático si se dispone de Bono Social, por el hecho de haber contratado menos de 3000w o, en otro caso,  simplemente por cumplir el resto de circunstancias que condicionan la concesión de esa ayuda social creada por Bruselas.

La iluminación general de huerto (176w), esta distribuida de tal manera que hay 7 horas en tarifa valle y 5 en tarifa punta, de las cuales se baja el consumo hasta los 108w, durante tres horas de esas cinco (desde las 2 p.m. hasta las 5 p.m.), que corresponde a iluminación general de fondo, en las horas donde menos se necesitan, como consecuencia de  la entrada de luz natural difusa por la ventana anexa.

La incorporación del Convair a la instalación del huerto, puede traer algún inconveniente por la excesiva humedad al que se somete a este y las posibles plagar que por ello pueda provocar. En este caso un tratamiento preventivo puede ser definitivo.

También es posible la incorporación de un aire acondicionado tradicional móvil, apuntando directamente al huerto y que podrá ser utilizado, única y exclusivamente en tarifa "Valle" (Discriminación Horaria), por lo que su utilización será muy barata, especialmente si se controla muy exhaustivamente la temperatura máxima necesaria. 

En verano pueden ser válidos los 15-16ºC nocturnos, pensando que a lo largo del día en la vivienda se pueden tener unos  25ºC refrigerados, cómodos
En invierno, pueden ser válidos algún grado menos (14-15ºC), ya que subir hasta los 24-25ºC es económico si la vivienda ya está calefactada hasta los 22-23ºC




- Huerto interior: Temperatura, sistemas de control y ahorro energético
- Temperatura y humedad en el huerto interior
- Abonado y riego en el huerto interior
- Cultivar tomates con luz artificial
- El huerto urbano de interior con luz eléctrica
- La iluminación del huerto




viernes, 3 de febrero de 2017

Temperatura y humedad en el huerto urbano interior

Alguien podría llegar a pensar que la temperatura y humedad del mismo, será la que se dé en la estancia donde se encuentre, al igual que habitualmente sucede con las plantas ornamentales de interior. Es corriente en muchos textos el decir eso de  " busque el lugar adecuado para cada planta; donde esta se encuentre cómoda..." Naturalmente eso en nuestro caso no es posible dada la instalación eléctrica y de iluminación que tendríamos que transportar buscando ese sitio… Y cuando cambia la estación, se nuevo con todo el instrumental de huerto buscando una nueva  situación en la casa. Esto no es posible.



Por lo tanto, hemos de buscar una situación lo mas idónea posible y que podamos completar sus circunstancias hasta llegar a las circunstancias idóneas que nuestro huerto urbano de interior necesita. Aquí hablaremos solo de temperatura y humedad, y el como conseguir la idónea.

Estado relativamente reciente de mi huerto interior

Particularmente creo que el tomate es uno de los cultivos mas difíciles de realizar en interior con luz artificial. Las condiciones que necesita son:

- Temperaturas mínimas nocturnas siempre por debajo de los 19-20ºC y nunca por debajo de los 10ºC. Si son inferiores, la planta puede morir y, si son superiores, no hay formación de flores o estas se malogran.
- Temperaturas máximas diurnas que no lleguen a los 35ºC (lo ideal son 30ºC). Este es un valor no demasiado importante siempre y cuando las temperaturas nocturnas estén en los valores mencionados.
- Diferencias entre las nocturnas y las diurnas, nunca inferiores  a los 10ºC. Si es inferior a este valor, no existirá floración, esta se malogrará o, las existentes, no serán capaces de producir frutos
- Humedad diurna entre 60-80%. Las nocturnas pueden ser superiores. Fuera de estos valores diurnos, la polinización es mas difícil o incluso imposible

Para que el tema de la calefacción y el aire acondicionado sea rentable, se ha de acudir a la entrada correspondiente de este blog o, en su caso, consultar la infinidad de ellas que sobre este tema se han desarrollado en El Taller , bajo el titulo genérico de "La nueva crisis energética".

Calefacción
En medio del invierno, no existirá ninguna vivienda que esté a mas de 22-23ºC. De igual forma, ninguna familia aceptará convivir con la alta temperatura que necesitamos (superior a 26ºC), por el hecho de poder tener un huerto interior.

Por ello, hay que buscar una calefacción local que nos pueda calentar el huerto, sin interferir demasiado en el resto de la vivienda y de la estancia donde se encuentre. Para esto, nada como la calefacción radiante con resistencias, lámparas de cuarzo o similares.

Calefacción radiante de pared o de techo


Resulta imprescindible que posea distintas potencias para adecuarlas a todas las situaciones climatológicas que se dan a lo largo del invierno y a lo largo de las horas dentro de la propia vivienda.

Se han de hacer experiencias para situarla a una distancia tal que, a su mínima potencia, pueda ser efectiva a la temperatura habitual de la vivienda (21-22ºC). De igual forma que a su potencia máxima pueda ser utilizada para eso pocos días al año donde hace realmente frío, incluso dentro de la vivienda.

Sencilla calefacción radiate de sobremesa con tras potencias


Particularmente yo, utilizo una de lámparas de cuarzo y tres potencias: 1200/800 y 400W. Suelo empezar al amanecer con los 1200w, hasta que el huerto se aproxime a los 24ºC, tras lo que pasaré a los 800w y 400w, consecutivamente,  para mantener un mínimo de 26-27ºC durante todo el horario de calefacción (un máximo de 6-8 horas). Tras esto, la temperatura de huerto caerá a los valores que tenga la vivienda, al igual que en la naturaleza la temperatura cae al ponerse el sol

Aire acondicionado en invierno
Como el huerto esta fijo, si lo hemos situado cerca de una ventana (lo mas lógico) y por el simple hecho de dejar la ventana abierta por la noche no conseguimos esos 15-19ºC nocturnos, hemos de bajar la temperatura con la incorporación de un ventilador, que introduzca el aire fresco de la noche a nuestro huerto.

Refrigerador por agua.
Es lo ideal para un huerto urbano por su bajísimo consumo eléctrico


Hay casos en que ni tan siquiera con el ventilador, conseguimos esas cifras; es el momento de pasar al aire acondicionado de agua (Convair o similar). Con él, tendremos la posibilidad de bajar en un máximo de casi 10ºC la temperatura nocturna, con un consumo eléctrico ridículo.

Aire acondicionado en verano
En esta epoca, lo que mas hemos de controlar son las temperaturas nocturnas pues, con las diurnas, tenemos mas margen de maniobra (hasta los 35ºC) . En ningún caso podrás superar los 19ºC. Por ello, la incorporación de un aire acondicionado específico en el huerto, es absolutamente imprescindible. De nuevo, los acondicionadores basados en el agua y con un bajísimo consumo, nos solucionaran el tema completamente (Convair o similar)

El aire seco, al atravesar la cortina de agua, se enfría y humidifica
 saliendo del aparato a una mas baja temperatura


En todos los casos (ventilador en invierno, aire acondicionado en invierno y aire acondicionado en verano) la formación de grandes corrientes de aire en nuestro huerto no será beneficioso, por lo que habrá que limitarse a provocar ligeras brisas sobre el mismo.

En verano, para que este sistema sea eficiente hay que crear una corriente
 de aire procedente de la ventilación cruzada.
En ocasiones, un ventilador extra, ayuda a que la estancia tenga una temperatura mas agradable


¿Como? Pues a potencia mínima del aparato y, si es necesario, con la incorporación de un potenciómetro que, además de reducir las corrientes por bajar la velocidad de los aparatos eléctricos, disminuyen el consumo eléctrico de forma espectacular (llegan a consumir, incluso, la cuarta parte de lo que consumen a su potencia mínima)

Humedad.
Ya hemos dicho que la humedad es muy importante para el cultivo del huerto, especialmente por los tomates. Son valores idóneos, los situados entre 60-80% de humedad relativa. Un humificador en invierno, o el propio Convair en verano, nos harán mantener estas cifras de forma muy fácil en los climas muy secos, como Madrid. Para climas mas húmedos, o bien no son necesarios o incluso es necesario un deshumificador

Para climas muy secos como el de Madrid, un humificador grande, es el ideal
para mantener la humedad en la estancia donde se encuentre el huerto.
 Entre el 60-80% es lo idóneo

Para el control, con cierta precisión de todos los parámetros mencionados, es necesario un medidor, con función de máximos y mínimos, tanto de temperatura como de humedad, similar al de la imagen.

Pequeña estación de medida de humedad y temperatura, en máximos y mínimos


- Huerto interior: Temperatura, sistemas de control y ahorro energético
- Temperatura y humedad en el huerto interior
- Abonado y riego en el huerto interior
- Cultivar tomates con luz artificial
- El huerto urbano de interior con luz eléctrica
- La iluminación del huerto






.

miércoles, 21 de diciembre de 2016

Abonado y riego en el huerto interior



Los seis bancales profundos que mantengo hasta el momento y que proximamente los sutituire por otros mas profundos (ahora tienen 30cm) y que llegarán hasta los 40cm de altura. La técnica de bancal profundo, consiste en cultivar en sustrato muy suelto y esponjoso con gran altura, de tal forma que las raíces se desarrollan en profundidad y no tanto en anchura. Con este sistema se puede "engañar" a la planta haciendo que crea disponer de mucho mas espacio para desarrollarse, del que realmente tiene. En mi caso, he dispuesto de cuatro jardineras pequeñas de 15x60x12cm donde, en dos de ellas, dispongo de 6 bancales profundos (tres en cada una). El precursor y defensor de esta técnica de cultivo en huertos exteriores fué John Seymour

El sustrato
Los avances que he logrado estoy convencido que, en una buena parte, se lo debo al tipo y abonado del sustrato que poseo.
El sustrato nada tiene que ver con la tierra y de cómo se cultivaba antiguamente en aquella. Esta nueva forma de cultivo, nada tiene que ver pues el sustrato no contiene, en principio, casi ningún nutriente para la planta y por lo tanto, ha de añadirse continuamente para que estas puedan realizar su ciclo vital: crecimiento, floración y entrega de fruto. El sustrato, simplemente es un medio en el que sujetar las raices de la planta...

En primer lugar, el sustrato ha de ser vegetal casi completamente (Clase A) y que no proceda de depuradoras de ciudad (Clase B) ya que de no ser así, incorporará a nuestro cultivo metales pesados que se absorverán por nuestras plantas destinadas a la alimentación y, por lo tanto, por nosotros (los metales pesados son bombas de relojería que actuan en el tiempo y no de forma inmediata. Además son acumulativos y no se pueden eliminar).

Por lo tanto, lo primero es adquirir sustratos destinados al cultivo hortofrutícola (Clase A) y no para plantas ornamentales (Clase B); el segundo es mucho mas barato que el primero.

PH del sustrato. Dependiendo del cultivo, ha de encontrarse desde ligeramente acido, hasta ligeramente alcalino

Los abonos naturales
Se han de añadir al sustrato para impedir, entre otras cosas, que los abonos químicos (base de neustro cultivo) salinicen en exceso el sustrato. Son como tampones que retienen el exceso de sales y lo sueltan cuando hay carencia de ellas.

Abono general de crecimiento, con proporcion de NPK de 14,12,16

Humus de lombriz.  En mi caso yo lo utilizo de la forma mas amplia posible cuidando siempre que el sustrato no se apelmace en exceso. Para mi, una buena proporción esta entre un 1/5 y 1/10 de la proporción total del medio de cultivo.

He añadido, en un caso, restos organicos (cáscara de platano triturada para los bancales con tomates) pero, la verdad, por el momento no he notado mejora alguna. Los bancales A,B,C lo tienen, mientras que a los D,E y F no se han incorporado. Iremos viendo resultados

Los abonos específicos para bonsais, tienen una alta proporción en fósforo y potasio. Para el cultivo del tomate, por ejemplo, es perfecta su proporción de NPK (Nitrogeno, Fosforo, Potasio) de 4,4,8 en la época de la floración y el fruto

Los abonos químicos
Imprescindibles para cultivar en sustrato, yo utilizo abonos generales, que en su composición hacen crecer bien las plantas, y abonos específicos para la floración y entrega de frutos
De los tres elementos mas importantes (N-Nitrogeno, P-Fosforo, K-Potasio), el Nitrogeno da crecimiento y hojarasca, mientras el Fosforo y el Potasio, potencian la floración y el fruto.

Como abono general suelo utilizar un 14,12,16, mientras que, en la epoca de floración y fruto, utilizo un 4,8,8

El riego. La aportación de nutrientes
Todos estos abonos quimicos, suelen entregarse para ser disueltos en el agua de riego pues, de otra manera, corremos el riesgo de abonar en exceso y salinizar el sustrato, quemando las plantas.
Por lo tanto, sera mediante el riego, por donde aportaremos los nutrientes esenciales para la planta. 
Proporción de sales
Pero ¿en que proporción?. Hay que seguir las instrucciones del fabricante pero, en general, hay que abonar con agua con 500ppm en épocas de crecimiento, y 1000ppm en epoca de frutos y floración 


El medidor de salinidad del agua, es muy importante


PH y salinidad del agua de riego y abonado
Dependiendo del cultivo. Para el caso de los tomates el PH correcto es algo ácido (5.5)

Antes de realizar el riego y/o abonado se han de analizar el liquido ajustándolo hasta conseguir un PH de 5.5 y una salinidad de 500/1000ppm (peligroso pues se puede salinizar en exceso el sustrato. Lo mejor es seguir las instrucciones del fabricante del abono) para el caso mas complejo de cultivo de tomates. Para cada verdura cultivada, las características del riego y abonado ha de adaptarse a sus necesidades ya  la experiencia del horticultor

Es interesante la adquisición de un medidor electrónico de PH; nos ahorrará muchísimo tiempo en comparación con los tradicionales papeles tornasol

¿Y si descubrimos que hemos salinizado en exceso el sustrato? Es evidente cuales pueden ser los sintomas: hojas retorcidas, deshidratadas, color verde oscuro y aspecto general de falta de agua...

La razón de este sintoma es que las raices son incapaces de absorver agua con tantas sales y la planta, con mayor evaporacion a través de las hojas de la que absorve por las raices, se deshidrata. Se puede recuperar de forma inmediata tras el regado, pero enseguida padece de nuevo deshidratación...
Esto que en el cultivo tradicional no tiene remedio, aqui lo tiene y muy fácil: basta lavar el sustrato incluso con las plantas en su sitio...

Para ello se ha de regar en abundancia la jardinera hasta que drene, a menos una vez, el volumen total en agua de la jardinera. De esta forma, la planta sufrirá, pero sera mejor que tener que arrancarla y plantar de nuevo tras lavar el sustrato por separado. En alguna ocasión que he tenido que hacerlo (sustrato sin humus de lombriz), he conseguido recuperar sin demasiados problemas la plantación…


¿Como hacer un análisis del sustrato?
Para una medición fiable al 100% lo mejor s es utilizar un medidor de Conductividad Eléctrica EC (US)
cuyas medidas son independientes de los fabricantes y existen convenciones internacionales sobre ellas. Su utilizara medidores TDS (p.p.m.) solo si se conoce el indice de transformación a EC, según la formula:

EC (microsiemens/cm) = p.p.m. x F (un factor que va desde 1,2 hasta 1,4 según fabricante)
Los medidores de p.p.m. (TDS) no suelen facilitarte el factor y por lo tanto, nunca tienes la seguridad de lo que estas obtenido, salvo con fabricantes conocidos (y caros). Por lo tanto, lo mejor es hacerlo con un medidor de EC (US)

Medidor de E.C. (Conductividad Eléctrica)


Pongo un ejemplo de cómo lo he hecho yo, para descubrir que dos de mis jardineras que no iban bien, estánban salinizadas e exceso:


"Tras los problemas que tengo con la jardinera Nº2 (tomates) con apariencia de exceso de salinidad y, por lo tanto, deshidratación en las plantas, me dicidi a realizar un análisis a fondo del sustrato, por el sistema de "disolución 1:2"

Para ello, se ha de disolver un parte de sustrato medido en volumen , con dos partes de agua también en volumen. Es decir, por ejemplo,  50cm3 de sustrato, en 100cm3 de agua destilada (Purdue university ).

En este caso 1cl=1cm3 
50 cm3 de sustrato, se van a mezclar en 100cm3 de agua destilada

Tras removerlo y dejarlo reposar unos pocos minutos

Se filtra con un trapo limpio

El resultado de la operación realizada hasta ahora.
Este liquido, ha de estar a temperatura ambiente.
Temperatura para la cual han sido calibrados los medidores

Medición del PH

Medición con el TDS de las p.p.m.

Los resultados de los análisis concienzudos que he realizado a mis jardineras del huerto interior: Se han repetido hasta en tres ocasiones los análisis sobre la jardinera Nº2 y Nº3 por ser en las que se ha obtenido una mayor cantidad (grave) de salinidad.



Situación:
Jardinera Nº1 (Tomates)…Jardinera Nº2 (Tomates)
Jardinera Nº3 (Pim. Padrón)…Jardinera Nº4 (Pim. italianos)


Nº1  323p.p.m. PH 7,24 (*)
Nº2  877p.p.m. PH 7,11 (sustrato en superficie)……989p.p.m. PH 7 (sustrato en profundidad)
Nª3  721p.p.m. PH 7,20
Nº4  162p.p.m. PH 7,14 (*)

De esto podemos deducir que:

El Nº2  De momento sigo con el agua destilada hasta septiembre a ver si se soluciona así (lo veo imposible) aunque entra en mis planes sustituir la plantación. ¡Todo un experimento! También se puede deducir, que los riegos abundantes con agua destilada, han hecho una cierta labor de lavado de la zona superficial, aunque no ha sido suficiente…

El Nº3 hay que someterlo a un lavado (si las plantas florecen de nuevo, lo dejo como está, regando solo con agua destilada)

Naturalmente este decisión (la del Nº2) será definitiva cuando reciba el medidor de EC (como es Chino y lo mandan por correo ordinario tardará, al menos, un mes)"

Tablas de correspondencia entre EC y p.p.m.

viernes, 2 de diciembre de 2016

Cultivar tomates, con luz artificial

Este hilo es fruto de una investigación realizada en El Taller. Son conclusiones que pueden ser aumentadas y mejoradas a lo largo del tiempo.

Claramente, me habían advertido que el tomate es una de las plantas mas complicadas de cultivar con luz artificial; que mejor me dedicara a las plantas con hojas, que resultan mas sencillo su cultivo en esas condiciones. Pero, claro, es que lechugas, berzas, grelos y rábanos ya los cultivo en exterior con éxito y lo que yo necesito son tomates para todo el año.

Puestos manos a la obra, lo primero fué investigar las condiciones que los tomates tienen en exterior, para intentar reproducirlas en interior: tierra de cultivo, luz y otras condiciones ambientales.

Tierra de cultivo. He utilizado sustrato universal para horticultura, donde se han mezclado humus de lombriz, cáscara de platano troceada muy fina en la parte baja y, un abono químico general soluble en agua en pequeñas cantidades (un NPK de 14-12-16), como complemento. Para el periodo de floración y fruto, utilizo un 4,8,8. en el agua de riego
Con el primer abono tenemos experiencia con tomates en exterior y ha dado buen resultado, aunque los ejemplares, con muy buen sabor, no tenían tamaños grandes. Con el segundo no tenemos ninguna experiencia pues será la primera vez que lo utilicemos en la fase de floración y fruto.

Este es el abono soluble en agua que nosotros utilizamos con muy buenos resultados para casi todo tipo de verduras con o sin frutos. No es específico para el tomate, pero funciona bien


Bancales profundos. Ya que no disponemos del suficiente espacio para el cultivo del tomate (recomiendan un mínimo de 40cm de profundidad) hemos decidido construir un bancal profundo para cada planta, de 30-35cm de altura. En estos, construidos en una jardinera de 15cm x60cm (tres por jardinera), es posible que se desarrollen bien a tenor de nuestras experiencias en cultivos exteriores en jardineras más pequeñas de 15cm x48cm. Naturalmente no es lo idoneo y el rendimiento no sera máximo, pero si suficiente para nosotros como consecuencia de la temporada continua a lo largo de los diez meses y medio del año (algunos meses de verano, no producen tomates por lo excesivo del calor en Madrid).

Conjunto de bancales profundos montados en dos jardineras pequeñas de 60cm x 15cm

Y es que, en este tipo de cultivos interiores y con luz artificial, hay que cambiar los conceptos y la mentalidad: no hay plantones que criar, ni épocas para transplantar (es un plantado directo y si acaso, un entresacado en el mismo lugar de crecimiento) y, además, no hay temporadas (son continuas con varias cosechas, o de continuo, a lo largo del año). 
Se puede salvar, en buena medida, la falta de espacio a base de bancales profundos, alto abonado y plantaciones con mayor densidad (frutos mas pequeños, pero en mayor número por superficie de cultivo).

Momentos idoneos de la plantación, podado etc  Las creencias tradicionales sobre el estado de la luna, pueden seguirse si se desea (plantar y podar solo en cuarto menguante). Particularmente, nosotros, no solemos hacerle demasiado caso. Existe una App para el movil ("Fase Lunar") que nos informa sobre la fase lunar en cada día del año y en el momento concreto de la consulta.



Agua de riego. Nos proveemos de agua corriente de la ciudad, pero tras ser filtrada y declorada, que es la que consumimos en casa.
Naturalmente le añadimos algo de abono soluble en agua hasta 500/1000 ppm ya que las necesidades del tomate son altas.
Tras el abonado del agua y vistas las preferencias de esta planta (suelos ligeramente ácidos), graduamos el PH del agua de riego hasta 5,5-6, con unas gotitas de vinagre común de vino, hasta conseguir esos parametros.

Luz. Procuramos graduar las lámparas a la distancia idonea según las necesidades de la planta: 
- 15cm para la floración (lámpara de 12w). Equivalente a 22.000 lux de luz blanca
- 40cm para crecimiento (lampara de 12w). Equivalente a 5000 lux de luz blanca
Estas necesidades, ya las estudiamos en la iluminación...

22.000 lux equivalentes, son necesarios en la parte superior para la floración
La inclinación de la estructura y los fluorescentes bajos, mejoran la penetración de la lámparas y la iluminación general
Un conjunto de reflectores de aluminio, mejoran la iluminación de las lámparas

Aquí se presenta un problema con las cortas distancias que utilizamos: el cono de luz de la bombilla, a esas cortas distancias, no cubre completamente la planta con igualdad de luminosidad.
Esto lo hemos solucionados de dos formas:
- Inclinación de la estructura que sujeta a la planta del tomate (10º-15º hacia la parte posterior de la plantación, respecto a la vertical de la lámpara)
- Reflectores e iluminación fluorescente, que complementa la iluminación de las partes bajas de la planta. Entrega a las plantas radiaciones que los led no producen y que son necesarias de forma natural en los huertos exteriores (U.V.)
- Luz de relleno, que complementa todo lo demás para lograr un mínimo de 700 luz equivalentes, en la parte mas oscura de la planta.

La luz de relleno hortofrutícola de 36W/24W y cono estrecho, mejora tremendamente la iluminación general del huerto

En estas condiciones, la planta del tomate crece muy bien, produce flores y frutos, por ahora, de considerable tamaño. Esperamos mejorarlo mucho más...

Ventilación.  De alguna manera, hay que imitar a la naturaleza en la formación de brisas. Un pequeño ventilador que no dé a la planta mas que tangencialmente, es la solución que yo he adoptado. La formación de pequeñas corrientes de aire es interesante para eliminar la posibilidad de enmohecimiento de la superficie del sustrato, la ventilación general de la planta y, muy especialmente, la polinización de esta. Algumos autores afirman que esta simple brisa es suficiente para polinizar sus flores, en determinadas condiciones. De momento, este aspecto, yo no podría asegurarlo ni negarlo, pero si lo beneficioso para el resto de cosas mencionadas: no hay moho y la planta parece mas sana.

Temperatura de crecimiento, humedad y floración. Un verano entero intentando la polinización, ha sido suficiente para llegar a la conclusión de que:
- Por encima de los 32ºC-35ºC  diurnos, la planta no florece y las flores existentes se secan sin producir frutos
- Por encima de los 20ºC nocturnos, las flores existentes no son fertiles
- La temperatura idonea para la polinización es 23ºC-25ºC Cuanto mas alejadas esten las temperaturas de estas, la polinizacion sera mucho mas difícil
- La humedad idonea para la polinización esta entre 60% y 80%. Cuanto mas alejadas este la humedad de cultivo de estas cifras, mas difícil sera que sus flores se polinicen.
En este momento, estoy en medio de la investigación con este tema, pero ya puedo asegurar que los cambios en la conclusiones, de existir, seran mínimos sobre lo aquí expuesto

Para medir este extremo, nos proveeremos de un medidor con valores máximos y mínimos que nos indique la variación a lo largo del día y de la noche, tanto de la humedad relativa, como de la temperatura

Este medidor, esta pensado especificamente para ser utilizado de forma continua en un lugar fijo; nuestro huerto interior puede ser un buen lugar. Se puede adquirir aqui a muy buen precio

Podado de la planta. Pese a que estéticamente no es muy acertado, solemos podar toda la planta hasta el primer grupo de flores (frutos). De esta forma se potencia la floración y el crecimiento del fruto.
Esta poda, ha de realizarse en cada rama productiva principal que deseamos que crezca. Son habituales el dejar dos o tres ramas de crecimiento por planta que se ira dirigiendo a lo largo de la estructura subiendo, o bajando, según interese.

Estéticamente muy fea pero, la poda masiva, da buenos resultados de floración y producción

El resto de ramas o chupones (que crecen en las axilas de la principal), han de eliminarse.
De forma natural, la planta de tomate criada en estas condiciones, se va desprendiendo de las ramas bajas no imprescindibles; nosotros le ayudamos al menor sintoma por parte de la planta de querer desprenderse de alguna, eliminándola sin miramiento.


Otros cultivos complementarios. Los expertos avisan sobre la conveniencia de mezclar plantas que ayuden unas a otras en el crecimiento mutuo. El guisante y el tomate, son dos plantas que se complementan, por el nitrogeno que el guisante suelta a la tierra y que resulta imprescindible para el tomate.
La planta del guisante, complementa la plantación del tomate y mejorará la estética de la plantación

Una guía sobre simbiosis de distintas plantas del huerto, de una de las mejores páginas sobre el huerto: La huertina de Toni

Añado yo que, vista la poca estética que presentan mis plantas de tomate como consecuencia de la poda masiva a las que las someto, unas plantas de guisante pueden hacer también esa labor estética de tapar semejantes palos desnudos. También en esto estoy siempre en periodo de aprendizaje...




lunes, 28 de noviembre de 2016

El huerto urbano de interior, con luz eléctrica

Este hilo es fruto de una investigación realizada en El Taller. Son conclusiones que pueden ser aumentadas y mejoradas a lo largo del tiempo.




Bienvenidos al lugar donde colgaré en limpio todas mis experiencias sobre este asunto del Huerto Urbano de Interior.
Cierto es que se han iniciado en el Taller las primeras experiencias, pero creo estar ya a un mínimo nivel como para abrir un blog específico sobre el asunto, en el que no se pierda toda la información que he ido obteniendo.
La necesidad de prepararse para el futuro que se nos viene encima, hace necesario estudiar este y otros temas que nos ayudarán tremendamente, aunque pueda parecer una exageración, a subsistir en un futuro casi inmediato. Sirvan estos pequeños párrafos como presentación del blog.

Lechugas cultivadas en sustrato, procedentes de jardineras exteriores


Cierto, la frase no parece definir nada especial. "Huertos de interior" serán millones. Pero ¿hay millones de huertos urbanos de interior unifamiliares con luz 100% artificial? ¿Hay huertos interiores familiares, en los que seamos capaces de criar tomates,  pimientos y guisantes en medio del invierno?

Reconozco que no soy un experto; que estoy aprendiendo; que estoy en el nivel primario de la investigación. Pero creo que el tema bien vale un blog específico para ello.

Hasta ahora, mis investigaciones las he ido colgando en mi Taller y algo más en El Foro, pero creo que ha llegado el momento de hacer algo específico sobre este tema. No sé muy bien lo que terminaré haciendo pero, en cualquier caso espero, al menos, pasarmelo bien, ayudar, y también compartir, con aquellos que esten en mi misma situación; con el futuro que tenemos delante, mas vale tener una ayuda de un huerto autosuficinete dentro de nuestras casas...

Por esto, entiendo también la necesidad de incorporarlos como algo fundamental en la propia arquitectura contemporanea ; una vivienda sin huerto, apenas tendra valoración... Ya se dan algunos casos de proyectos en donde se han incorporado de forma seria en el propio proyecto y que han sido publicados en algunas de mis otras paginas. Este es el caso concreto del proyecto de Juan Herreros.

Por eso, este blog forma parte ya de arquitecturaenimagen.com, como una parte más, creo que importante, de este proyecto personal de lo relacionado con la arquitectura.

Huerto con iluminación artificial. Es posible cultivar , casi sin ningún problema, todo tipo de verduras y hortalizas de verano, a lo largo de todo el año

Todo ha nacido por la necesidad de ser autosuficiente, también en la alimentación, en la medida de lo posible. Nosotros ya cultivamos el 40% de nuestra alimentación anual de verduras  (cuatro personas) en nuestro huerto exterior (2,5 metros cuadrados repartidos en 22 jardineras exteriores en los balcónes), y ahora pretendermos aumentar este porcentaje, gracias a emplear también parte del interior de nuestra vivienda, en cultivar verduras y hortalizas de verano a lo largo de todo el año. ¿Existe alguna razón por la que en un rincón de un pasillo, no podamos cultivar una coliflor o unos guisantes?

En el exterior, solemos cultivar lechugas, escarolas, rábanos, espárragos, tomates, berzas, grelos, canónigos y diversos brotes, en 18 jardineras (en una galería). Además, infinidad de plantas aromáticas en cuatro jardineras pequeñas más (en dos ventanas). Ahora también,  cultivaremos en interior todo aquello que no podíamos tener en invierno: tomates, guisantes, pimientos, rábanos (en cuatro jardineras iluminadas únicamente con luz artificial).

Es posible criar tomates de buen tamaño con luz artificial


EL SUSTRATO DE CULTIVO. Aunque parezca mentira, lo relatado solo es posible en jardineras gracias a los modernos sustratos de cultivo. Un sustrato, no es más que un medio para sujetar las raíces y aguantar la planta y, por ello suelen estar realizados con fibras de coco y otros materiales similares, a los que se les suelen añadir algun tipo de abono pero en pequeñas cantidades y, por ello, con la obligatoriedad de renovarlo continuamente. El sustrato no tiene otra función que la de sujetar las raices y un medio para entregar a la planta el abono que necesita, quimico o natural.

Hay que tener mucho cuidado con el sustrato que se adquiere para esta utilización alimenticia ya que no debe proceder de depuradoras (mucho mas barato) pues puede contener metales pesados en su composición y que pasarían a las plantas que consumiremos. Por lo tanto, hay que adquirir para este menester solo sustratos destinados a usos hortofruticolas y no para plantas de adorno.

Es de suponer que un huerto urbano exterior, esta situado en una ciudad y por lo tanto, susceptible de ser contaminado por la lluvia  o el aire. Por ello, es necesario sustituir su sustrato totalmente cada dos o tres años (*), evitando con ello ingerir cualquier sustancia extraña asimilada por el mismo. La sustitución, supone una inversión que no es baladí y por ello, ha de hacerse de forma paulatina pero sin descanso: cada año 1/3 del huerto. Naturalmente esto no es necesario en un huerto interior donde el sustrato puede ser utilizado de forma permanente, siempre y cuando sea abonado con continuidad,  todos los años y cada temporada de frutos.

El sustrato del huerto de interior, se ha de desinfectar, congelándolo, y de esta forma eliminamos toda posibilidad de transmision de enfermedades a nuestras plantas; no será la desinfección de un autoclave, pero al menos moriran muchos de los mohos, hongos, bacterias y casi todos los animales que puedean provocar enfermedades a nuestras plantas. Se ha de marcar cada jardinera con la fecha de la desinfección. Con posterioridad, yo suelo activarlo biologicamente con abono natural, a base de una infusión de humus de lombriz (se añaden de forma natural y limpia, las bacterias beneficiosas)





(*) También puede ser sometido a un lavado profundo, aunque con posterioridad habrá que abonarse quimicamente y añadir una buena cantidad de humus de lombriz para hacerlo de nuevo fertil para nuetras plantas. Este sistema, no garantiza que el medio de fibra vegetal (fibra de coco etc), no tenga adsorvido algún contaminante que posteriormente pueda ser transmitido a las plantas que consumamos. En mi opinión, no merece la pena ahorrar en esto





domingo, 27 de noviembre de 2016

La iluminación del huerto

Este hilo es fruto de una investigación realizada en El Taller. Son conclusiones que pueden ser aumentadas y mejoradas a lo largo del tiempo.



Para cultivar hortalizas, en la actualidad y en nuestro pais, no podemos utilizar otra cosa que no sean leds (si acaso algún fluorescente como luz de apoyo); es solo una cuestión económica. 

Dados los altos impuestos aplicados a la electricidad en España y las tremendas ganancia que tienen las compañías que las producen, el kW de electricidad en nuestro pais es ya un artículo de lujo.
Por ello mencionaré que en una vivienda normal donde la calefacción no sea eléctrica, se puede contratar la tarifa mas baja de 2.200w (incluso con termo eléctrico que solo se pondra por la noche) siempre y cuando se utilice un aparato de medida de consumo con alarma sonora de superación de potencia.  Con ello, a las tarifas normales, se podran aplicar descuentos del 25% del Bono Social (por el simple hecho de tener esa baja potencia estando en la tarifa PVPC controlada por el Gobierno).

Un medidor de consumo general "Elite" (inalámbrico y con alarma),  puede ayudarnos a advertir nuestro consumo instantáneo excesivo, antes de que llegue a saltar el limitador de potencia.

Otra decisión de importancia, es la tarifa de Discriminación Horaria (antigua tarifa nocturna) ya que desde las 10 de la noche, hasta las 12 del día siguiente (en invierno; en verano desde las 23 hasta las 13 del dÍa siguiente) el precio del kW se aproxima mucho a 0,06 euros, cuando el precio normal se acerca a los 0,15 euros.

Por lo tanto, estando en la tarifa oficial PVPC, teniendo contratada una potencia de 2200w, discriminacion horaria (tarifa 2.0DH) y Bono Social (ahora hay que solicitarlo a la compañia eléctrica) la energía sale realmente económica (en mi caso, incluso en verano -dos meses al año- con el aire acondicionado, no pasa de 35 euros mensuales). Son cantidades habituales a lo largo de casi todo el año, incluidas 16-18 horas  de iluminación para mis plantas, los 25-30 euros mensuales... (he de advertir, además, que en mi casa desarrollamos nuestra actividad profesional tres personas, utilizando ordenadores muy potentes casi las 24 horas del día).

Por lo tanto, el costo de la iluminación ya no es ningún problema a poco que nos apliquemos. En cualquier caso, se puede consultar El Taller, donde hay una serie completa para aprender, entre otras cosas, a ahorrar energía eléctrica sin bajar calidad de vida...

Solucionado ya el tema del costo eléctrico, pasemos ya al tema de la calidad y cantidad de iluminación.

De toda la radiación visible, nuestras plantas solo utilizan aproximadamente un 50%, que corresponden solo a los 400-500nm y los 650-750nm

Y lo mas curioso del asunto, es que son las radiaciones menos luminosas (el verde y amarillo es mucho mas luminoso que el rojo y el azul). Para no errar en nuestra apreciación y aunque las radiaciones que no utilizan son mucho mas luminosas que las utilizadas, podemos afirmar que, de toda la luminosidad (brillo) de la iluminación visible, nuestras plantas utilizan solo la mitad y con la mitad del brillo que proporciona la luz blanca...
Por lo tanto, nuestras plantas de interior no necesitan luces especialmente brillantes (comparado con la luz del sol) y tampoco más que las radiaciones que aprovechan ya mencionadas. Lo estudiaremos mas adelante.

Existen lámparas en el mercado para este uso aunque hay una variedad muy grande y con distintas tecnologías (insisto en la necesidad de utilizar solo tecnología led). De ellas nos limitaremos a dos tipos:

- Los leds montados en lámparas convencionales de horticultura, con casquillo E27 (12w, 24w, 36w)
- Los led montados en serie, en cajones (300w-600w)
- Otras tecnologías

Aqui me limitare a las primeras, pues son las que conozco y utilizo, además de ser mucho mas baratas 

Lámparas convencionales de calidad
 

Las lámparas convencionales de horticultura, tienen la ventaja que, para un cultivo como el mío tienes que poner varias y, si hay avería,  esta se limitará a alguna de ellas y no a todas; esto no suele suceder con los cajones donde, si tienes dos cajones y hay avería en uno, puede sufrir el cultivo hasta que se repare o adquieras uno nuevo.
Esto nos lleva a la necesidad de tener repuestos que, con lamparas convencionales, has de tener un repuesto de una lampara de 12W (18 euros) y con los cajores, también un cajón de repuesto (109 euros).
Se venden tres tipos distintos, dependiendo de los consumos de los led: 12w, 24w y 36w. Sus luminosidades respecto de las de 12w, son aproximadamente el doble (24w) o tres veces mas (36w).
Respecto a la intensidad de la luz, dependiendo de las distancia, estas son las siguientes:

Para 12w (¡9w reales!. El fabricante recomienda poner la lámpara entre 0,5m y 1,5m.)

A 10cm........... 11.000 lux (equiv. a 22.000 lux en luz blanca)
A 20cm........... 5.000 lux (equiv. a 11.000 lux en luz blanca)
A 30cm............ 2800/5000 lux (equiv. 11.000/5000 lux en luz blanca)
A 40cm........... 2800 lux (equiv. a 5000 lux en luz blanca)
A 50cm...........1400/2800 lux (equiv. a 2800/5000lux en luz blanca)
A 60cm............1400 lux (equiv. a 2800 lux en luz blanca)
A 70cm............ 700/1400 lux (equiv. 1400/2800 lux en luz blanca)
A 80cm............ 700 lux (equiv. a 1400 lux de luz blanca)

Para 24w (¡18 w reales . Ganamos entre 10cm para igualdad de luz que la correspondiente de 12w. Según el fabricante, estas lámparas se han de montar entre 60cm y 90cm de la planta)
A 10cm..........11.000 lux
A 20cm..........5500-11000 lux
A 30cm..........5500 lux
a 40cm...........2800 lux
A 50cm..........2800-1400 lux
A 60cm..........1400 lux
A 70 cm..........1400- lux
A 80cm...........1400-700 lux
A 90cm...........700 lux
A 100cm.........350-700 lux

Para 36w (¡14w reales!. Ganamos 30cm respecto de la de 12W para igual cantidad de luz. Según el fabricante, esta lampara hay que usarla entre 50cm y 1m de la planta)
A 10cm............... 11.000-22.000 lux
A 20cm............... 11.000
A 30cm............... 11.000-5500 lux
A 40cm............... 11.000-5500 lux
A 50cm................  5.500 lux
A 60cm................  5.500 lux
A 70cm................  2800 lux
A 80cm................ 2800-1400 lux
A 90cm................ 1400 lux
A 100cm.............. 1400 lux
A 110cm.............. 1400-700 lux
A 120cm..............  700 lux
 

La problemática de la iluminación interior, no es más que imitar la natural, pero aplicando las características de la artificial. De esta manera, si una planta se da bien en un ambiente de 5000lux al exterior (luz del sol blanca), en teoría son necesarios 2500 lux en interior (luz roja de horticultura) según los calculos que habíamos obtenido de brillo y luminosidad. Puestos a investigar en huertas artesanales con altas producciones, descubrimos que para cultivar tomates tenemos:


Pleno sol de verano: 22.000 lux

Sombras profundas: 700 lux
Sombra media: 5.000-2800 lux

Es decir, en luz natural:
Luz del sol en verano: 22.000 lux
Luz del sol en invierno: 11.000 lux
Sombras medias de la plantación: 5500 -2500lux
Sombras prifundas de la plantación: 700 lux

Que en luz artificial equivale a:
Maxima luz (en la parte alta de la planta): 11.000 lux (floración)-5000 lux (crecimiento)
Luz media (en la parte media de la planta): 2800-1400 lux
Sombra profunda de la planta (en la parte baja de la planta): 350 lux

Por lo tanto, con estos datos podemos deducir que una planta de tomate ha de estar a una distancia de una lampara de 12w, de 20cm; con la de 24w, a 30 cm; con la de 36cm hasta los 50cm
Naturalmente estas distancias son aproximadas ya que la luz en el exterior nunca tiene la misma intensidad (nubes etc), aunque si mantiene una máxima.


Para mantener estas distancias lámpara- planta, disponemos de alargadores (4 distintos) que nos facilitaran mucho la operación y que se iran cambiando segun el tamaño y necesidad de esta.

Hay muchos vendedores, pero este a mi me ha tratado bien
Existen distintos adaptadores para distintos tipos de casquillos. Yo he adaptado portalamparas E-14 (mucho mas baratas) a E-27 facilmente con el elemento de la imagen. Como los leds tienen una carga muy baja, no existe ningun problema de seguridad en utilizar varios de estos elementos

Los puedes adquirir aqui


Sobre el número de horas de iluminación.
Esto es algo que cada uno ha de probar en su huerto y sus plantas concretas, pero como guía puede servir esta:

Crecimiento: menos luz y más horas de iluminación (16-18 horas diarias). Simula una primavera prolongada para acelerar el crecimiento de la planta
Floración: mas intensidad y menos horas de luz (12-14 horas diarias). Simula una primavera-verano con luz intensa


Sobre el programador horario que controle la iluminación.
Existen dos tipos que hay que mencionar: Electrónicos y mecánicos. Los primeros llegan a tener un consumo cercano a los 20w, mientras que los segundo casi no llegan a 1w. El consumo anual de los electrónicos, se aproximan a los 175kw, mientras que los mecánicos no llegan a los 9kw. Por ello, yo siempre utilizo un programador mecánico. Y , además, son mas baratos pues, yo creo, que están retirándolos del mercado...

Puedes adquirirlo aquí

Sobre las pérdidas de luz
No tengo ninguna duda que el mejor sistema para cultivo interior son los armarios cerrados recubiertos, en todo su interior, con papel de plata o espejos; en ellos las pérdidas de luz son mínimas y el aprovechamiento de ésta es máximo. Claro que no estan hechos precisamente para disfrutar del cultivo, aunque si para la producción.
En nuestro caso, nos gusta disfrutar de nuestra minihuerta y tenerla siempre a la vista. Por esta razón, hemos dispuesto de unos reflectores pequeños que aprovechan parte de la luz que se escapa por los lados, además de espejos en la pared frontal que dirige la luz que se escapa nuevamente hacia las plantas. Aquí esta el resultado:


De igual manera hemos iluminado las partes mas oscuras de las plantas con lamparas de 36W de cono mas estrecho, situadas a cierta distancia que arrojan luz sobre las mismas con una intensidad de 350 lux de luz roja, equivalente a los 700lux de luz blanca, de las sombras profundas de un huerto exterior. El conjunto de reflectores y lamparas externas, ha completado la instalación con buenos resultados...

Una luz de relleno situada en la pared contraria, junto a los reflectores anteriores, puede hacer subir la sombra profunda mínima hasta los 700-1400 lux equivalentes (350-700 lux de luz roja)


Las lámparas "cajón" para horticultura (300-600w)
Pese a que no tengo experiencia con ellas, parecen de lo mas eficientes y, si empezara ahora desde cero, creo que sería las que pondría; un par de cajones como el de la imagen, creo que serían mas que suficientes y esto saldría mucho mas barato que el conjunto que he ido colgando (además de que, visualmente, sería mucho mas limpio)

Cajon de leds para horticultura, con 100 leds específicos para cultivo de supuestamente 3w cada uno. El consumo real no sobrepasa los 120w (teóricos 300w). El valor fundamental que tiene, es la posibilidad de variar la potencia con un potenciómetro incluido. Se puede adquirir aquí

Con la incorporación de un potenciómetro, además de poder ahorrar energía en cada etapa de la planta, no necesitamos variar la posición de la lámpara en ninguna de las etapas de la misma. En la imagen se aprecian las sujeciones para ser colgados, los ventiladores, las conexiones para montar varias en serie, la toma de corriente y el mando del potenciómetro


IMPORTANTE
Pese a que todo el conjunto de huerto (el mío) tiene muy baja carga (140w) no esta de más el ser precavido contra cortocircuitos fortuitos. Siendo un experto en la instalación y cría de peces en acuarios, he comprobado en más de una ocasión como la electricidad y la alta humedad, no se llevan nada bien... Por ello, además del fusible correspondiente a la linea que alimenta esta instalación (que ha de comprobarse cada poco tiempo, junto al diferencial correspondiente en cuadro general), conviene poner, en la parte superior de la instalación, un sensor antiincendios que nos avise de cualquier pequeña cantidad de humo que se pueda desprender de la instalación. Este, puede ser una buena y económica opción.

Además de no sobrecargar la instalación eléctrica (en mi caso solo 140w a un solo punto), tener el fusible general de la linea a punto (intentar que sea de los menores amperios posibles, para que salte ante cualquier pequeña anormalidad), y el diferencial en buen uso (hay que probarlo de vez en cuando), es conveniente instalar un sensor de humo justo encima de la instalación del huerto; con él, nos podremos ahorrar un buen susto, aunque el caso sea altamente improbable por los otros sistemas eléctricos de seguridad.